Seguinos en:

Pacheco de Melo 1827 - piso 5º - Capital Federal

Tel: (011) 4806-1119

 

MINDFULNESS

Una herramienta más para afrontar la ansiedad

Lic. Daniela Raggio

 

La mayoría de las terapias psicológicas que utilizamos para tratar los trastornos de ansiedad están dirigidas a enseñarle a la persona a manejar sus ideas.

La mayoría de las terapias psicológicas que utilizamos para tratar los trastornos de ansiedad están dirigidas a enseñarle a la persona a manejar sus ideas.

Fundamentalmente desde el marco cognitivo-conductual se han tratado estos trastornos demostrando ser eficaces en el manejo de la ansiedad.

Con la terapia cognitiva analizamos las creencias distorsionadas para modificarlas mediante técnicas de restructuración cognitiva.

Básicamente, si modificamos los pensamientos negativos por unos más positivos o adaptativos podemos minimizar los síntomas de las crisis de ansiedad.

Con la terapia conductual exponemos a la persona a las situaciones generadoras de ansiedad impidiendo que tenga una respuesta de escape o evitación. El objetivo es una desensibilización progresiva al estimulo que provoca esa ansiedad. Podemos decir que alcanzamos el objetivo cuando el individuo permanece en la escena sin respuesta ansiógena.

Ahora bien, a pesar de la efectividad demostrada en estos tratamientos, como terapeutas a veces nos encontramos con la dificultad que muchas personas experimentan para tolerar la experiencia del miedo y la angustia, evitando esas situaciones.

Aquí es donde el Mindfulness se nos presenta como una herramienta más en el abordaje de los trastornos de ansiedad.

Brevemente, en que consiste esta terapia…

En desarrollar la “atención plena”. Consiste en tomar conciencia del momento presente, de la realidad. Prestar atención momento a momento a pensamientos, emociones, sensaciones corporales y al entorno, aceptándolo sin juzgar si son correctos o no.

La atención se enfoca en lo que se percibe.

Una actitud mindfulness ante la ansiedad, la observa, la permite y no la evita. De esta manera el paciente puede relacionarse con sus experiencias de miedo y ansiedad con tolerancia y aceptación, alcanzando así una capacidad de autorregulación.

Es así como la terapia de Mindfulness ayuda a focalizar las emociones sin intentar controlarlas. Se analizan las emociones dejando que fluyan. Al asumir la actitud de aceptación se le resta gran parte de su carga y así los pensamientos pierden su intensidad.

El enfoque de la Terapia con Mindfulness va un paso mas allá del contenido de los pensamientos, hace referencia a la capacidad que las personas tenemos para experimentar de manera conciente lo que esta ocurriendo en nuestro interior y exterior al llevar voluntariamente nuestra atención allí, siempre con actitud de tolerancia y aceptación.

Significa aprender a permanecer serenos y conectados con el momento presente sin distracciones  (recuerdos o pensamientos angustiosos) que nos alejan de vivir el presente plenamente.

Cuantas veces los pacientes se angustian por problemas o catástrofes que nunca llegan a ocurrir? La lucha diaria por querer eliminar esos pensamientos o imágenes que perturban  es lo que provoca y potencia el sufrimiento emocional que padecen a diario.

Es así que esta técnica a través de ciertas actividades nos enseña a reducir los síntomas disfuncionales de la ansiedad.

A continuación nombrare algunos de los ejercicios utilizados:

·        Regular la respiración: enfocando la atención al ejercicio de sostener por segundos la inhalación y exhalación, esto nos permite despejar la mente de pensamientos que provoquen síntomas de ansiedad.

·        Utilizar los sentidos: seleccionamos cosas que podamos tocar, oler, escuchar, que se encuentren a nuestro alrededor y prestamos atención a como se sienten; ejemplo, como se siente el aroma a café o la espalda sobre la silla.

·        Enfocarse en una actividad que requiere atención: como pintar un mandala, tejer, cocinar algún plato de comida, tocar una pieza musical, cualquier actividad que requiere atención minuciosa y que nos hace olvidar de los pensamientos ansiosos.

La practica del Mindfulness ayuda así a recuperar voluntariamente una atención vagabunda, nos permite mejorar la capacidad que tenemos todos de una atención plena.

El objetivo es lograr un profundo estado de conciencia. Ese estado no solo reduce el estrés o ansiedad sino que también nos permite valorar las situaciones con mayor claridad aumentando la resistencia emocional permitiendo así tener una vida más saludable.

Beneficios comprobados científicamente

Mindfulness cambia la estructura del cerebro. Durante la última década, múltiples estudios de neuroimagen han investigado los cambios en la morfología cerebral relacionados con la práctica de esta técnica.

Para dichos estudios se reunieron datos de exámenes realizados a cerebros de meditadores revelando así que dicha practica activa ocho áreas cerebrales, como la corteza cerebral, la sustancia blanca y gris subcortical, el tronco encefálico y el cerebelo.

De esta manera la meditación podría movilizar la activación de redes cerebrales a gran escala.

Algunas hipótesis exploradas revelan a su vez que el Mindfulness ejerce sus efectos a través de una activación alterada de las áreas cerebrales que participan en la regulación emocional, la atención y la conciencia de uno mismo.

Se comprobó así que esta practica fortalece los procesos cognitivos (pensamiento), lo que a su vez modula la actividad de otras áreas para el procesamiento de las emociones como la amígdala.

Una serie de estudios con neuroimagen respaldan dicha hipótesis.

Los estudios realizados con practicantes de Mindfulness han demostrado que tal practica esta asociada a una representación de uno mismo mas positiva, una mayor autoestima y una mayor aceptación de uno mismo.

Fuente: Articulo de Neurociencias. Sarah Makay. Chopra Center.

 

Así queda demostrado que este entrenamiento sirve para reducir la ansiedad, preocupaciones, el nivel de estrés y proviene recaídas depresivas.

Por otro lado fortalece la capacidad atencional y facilita el distanciamiento de los pensamientos y emociones negativas. De esta manera el paciente logra tener una mayor claridad mental que le facilita la toma de decisiones y le permite lograr un equilibrio en su salud mental.

Para finalizar, la técnica de Mindfulness se nos presenta como un complemento en las prácticas de la terapia cognitivo-conductual. No reemplaza a ninguna de ellas, sino que suma herramientas para alcanzar un mismo objetivo terapéutico que es el bienestar y la calidad de vida de todo paciente.

 

“AYER es historia

MANANA es un misterio

Pero HOY es un regalo

Por eso se llama PRESENTE”

Eleonor Roosevelt

 

 

 

volver

Fundación Fobia Club

Pacheco de Melo 1827 - piso 5º - Capital Federal - Tel: (011) 4806-1119

Palabras claves: pánico, miedo, fobia, ansiedad, trastornos de ansiedad, depresion, claustrofobia, aerofobia, estrés, obsesivo compulsivo, obsesión, fobia en los niños, crisis de angustia depresión

Powered by: www.360webfacil.com - Email Marketing www.360webnews.com